Amarte es mi mejor regalo




amarte es mi mejor regalo

Nuestra relación no funcionó, pero lo que ella hacía era regalos empresarialexs un gran detalle.
Tal vez fue un gesto simple, pero realmente me encantó.
Ella hizo que pudiera soportar ese periodo de mi vida, así que me casé con ella.La libertad de pedir lo que se quiere, en lugar de tener siempre que pedir permiso La libertad de arriesgarse por cuenta propia, en lugar de optar únicamente por estar seguro y no perturbar la tranquilidad.Sé que hay aspectos de mí misma que me embrollan, y otros aspectos que no conozco.Me regalaba uno cada vez que yo la iba a visitar.Tengo las herramientas para sobrevivir, para estar cerca de otros, para ser productiva, y para encontrar el sentido y el orden del mundo formado por la gente y las cosas que me rodean.No es exactamente un regalo.Para mi eres mi amiga, mi hermana y mi confidente, todo lo que siento, un bello sentimiento.Somos diferentes, y eso es cierto, justamente ese, es nuestro mejor alimento.
Ahora tengo un guardarropa lleno de cosas que se me ven muy bien y que me hacen sentir cómodo y elegante.
Puedo ver, oír, pensar, decir y hacer.
Mi regalo eres tú, mi hija bella.Autoestima, en contacto íntimo, admirada por sus escritos, comparto una pequeña parte de su legado en estas cálidas y exquisitas líneas que, sin duda te llegarán con el aroma y el sabor de las pequeñas grandes cosas, cuando están impregnadas por la sabiduría.Por eso y mucho Más gracias.Lecciones de por vida, ella un día me llevó de compras y me enseñó cómo debo vestirme.Tanius Karam, cuanto gana una empleada domestica en italia explica extensamente su enfoque y trabajo.La libertad de decir lo que se siente y se piensa, en lugar de lo que se debería sentir y pensar La libertad de sentir lo que se siente en lugar de lo que debería sentirse.

Crecemos en la diferencia, y en las similitudes compartimos el tiempo, cómo no amarte hermana mía, si en mi vida eres el aliento.
Sea cual sea mi imagen visual y auditiva, diga lo que diga, haga lo que haga, piense lo que piense y sienta lo que sienta en un instante del tiempo, ésa soy.
Yo soy yo, de Virginia Satir En todo el mundo no hay nadie como.


Sitemap