Falta de ganas de tener relaciones sexuales





En esa mirada integral hay que tener en cuenta que no es lo mismo acompañar a una pareja donde el hombre de 60 años no logra buenas erecciones que a una mujer de 30 que conoce a un chico, pero no tiene el menor interés.
La doctora Beatriz Literat, médica sexóloga clínica a cargo del Departamento de Sexología y Disfunciones Sexuales de Halitus, cuenta que quienes padecen enfermedades crónicas como anemia, diabetes o hipotiroidismo, sufren alteraciones químicas y metabólicas en su organismo que pueden afectar el deseo sexual.
No podemos olvidar que pasión implica apetito, deseo vehemente de una cosa y también sufrimiento.
Falta de apetito sexual?1.Según Thomas suele ser, o bien el resultado de haber sido abusada física o sexual o psicológicamente por parejas muy agresivas y dominantes, o bien a causa de una rutina sexual de pareja poco o nada satisfactoria para la mujer.En ocasiones esa huida les supone un sentimiento de culpa, por no dar respuesta a un compromiso implícito y aumentan los nervios en la medida que se dilata el encuentro.Abordar las vías de placer, para abordar la falta de deseo sexual es fundamental trabajar las vías del placer.Según el estudio Wishes (Womens International Sexuality and Health Survey la disminución del deseo ocurre cada vez con más asiduidad.Después de varias sesiones, y luego de 18 años con mi mujer, estábamos en un período de crisis matrimonial y no podía verme separado de ella.Lo más importante para prevenir que aparezca este tipo de ausencia de deseo es cuidar la relación de pareja.Las experiencias sexuales traumáticas y negativas, como el abuso sexual en la infancia, la violación, el acoso sexual y otros atentados contra la libertad sexual pueden tener una incidencia importante en algunas faltas de deseo.La educación sexual inadecuada, con actitudes negativas y manifestaciones sexofóbicas, con temor al pecado y el sexo asociado a lo sucio genera un terreno difícil para la expresión saludable de la sexualidad porque obstaculizan la imaginería erótica, antesala del deseo sexual.Según ella, siempre es posible incrementar el deseo y la unión de la pareja.Lo amo y me gusta, pero no siento ganas de estar con él, expresa una profesional caleña recién casada, que busca en los sex shops estimulantes, aceites u otros elementos que le ayuden a estar más dispuesta cuando su pareja lo requiere.
Factores como el estrés, la hiperconectividad y la alta exposición en las redes sociales influyen en la disminución del apetito sexual, un mal que cada vez más jóvenes lo padezcan.Hace un tiempo una paciente se quejaba de que una vez por semana su marido quería tener relaciones y ella accedía para no volver a hacerlo en el corto plazo.Otra de las causas de la falta de deseo es la elección inadecuada de pareja.A las mujeres jamás hay que dejar agendas personalizadas para regalo de decirles cosas bellas, eso les dispara en el cerebro los niveles de dopamina que hacen que aumente el deseo sexual.La dosis y el contenido de esos estímulos es inversamente proporcional a la inhibición que la persona tenga, puesto que si la inhibición es muy grande, puede resultar contraproducente y encontrar los estímulos desagradables.Ausencia de deseo secundaria, son muchas las mujeres que después de varios años de relaciones sexuales deseadas y disfrutadas sienten que su deseo comienza a apagarse y se extingue.




Sitemap