Libros para regalar a un enfermo de cancer


Otro león, que el cuadro vio, Sin preguntar por su autor, En tono despreciador Dijo: «Bien se deja ver Que es pintar como querer, Y no fue león el pintor.» Fábula VII.
Todos cuantos el oro recogieron, Con el peso abrumados, perecieron.
Qué podrá resistirse a un poderoso Guiado de un consejo malicioso?Para adolescentes Parque Jurásico ( Michael Crichton, 1990).De la gente a las ondas arrojada, Sale quien diestro nada, Y el que nadar no sabe Fluctúa en las reliquias de la nave.Tienes mucha variedad para elegir, seguramente encuentras lo que necesitas.Por ese campo extenderé mi vuelo; Juntaré a mis amigas en bandadas, Que guiaré a tus redes, engañadas, Y tendrás, sin costarte dos ochavos, Doce perdices como doce pavos.» «Engañar y vender a tus amigas!Celébrase la boda; Estaba ya la sala nupcial toda De un lucido concurso coronada; La novia relamida, almidonada, Junto al novio, galán enamorado; Todo brillantemente preparado, Cuando quiso la diosa Que cerca de la esposa Pasase un ratoncillo de repente.Fábula XII zorra y el chivo Una Zorra cazaba; Y al seguir a un gazapo, Entre aquí se escabulle, allí le atrapo, En un pozo cayó que al paso estaba.El leopardo tecnico mas joven en ganar la champions y las monas.Armóse en el concurso Tal burla y algazara, Que corrida la Mona, A Tetuán se volvió desengañada.Cuál es tu enfermedad?Fábula VI gallina de los huevos de oro Érase una Gallina que ponía Un huevo de oro al dueño cada día.
Qué pudo ser?» «Diréte lo que ha sido; Estas dos palabritas al oído: Aparta tu amistad de la persona Que si te ve en el riesgo, te abandona.» Fábula.Pues adónde irá el pobre caballero?Fábula.El león, el tigre y el caminante Entre sus fieras garras oprimía Un Tigre a un Caminante.Al fin, cierta mañana Prorrumpe de esta suerte: «Yo he de estar prisionero, Cercado de paredes, Esclavo de los hombres Y sujeto a las leyes, Pudiendo entre pastores Grata y sencillamente Disfrutar desde ahora La libertad campestre!XIX en la actual República Checa.



Deleitaos en ello, y con este descanso, a las serias tareas volved más alentados.
Los grandes y los nobles distinguidos Con fingido placer la mano besan Que los tiene oprimidos; Aun a los que en el ocio se embelesan, Y la poltrona gente Los arrastra el temor al cumplimiento.
Además, El juego de Ender es un libro inteligente y divertido, con personajes estupendos y un final mítico.


Sitemap